Tratamientos de alisado: ¿Brasileño o Japonés?

Actualmente, la tecnología nos ofrece una solución para prácticamente todo. Así que no es de extrañar que en el mundo del cabello y de la peluquería también tengamos una solución para cada tipo de pelo. El problema llega cuando algunas soluciones rápidas que se venden como milagrosas, pueden ser potencialmente peligrosas, incluso de forma irreversible para nuestro pelo.

Por ello hoy vamos a hablar de los tratamientos de alisado brasileño y japonés. Ambos se comercializan para obtener un alisado del cabello ya sea de forma permanente o temporal. Pero han traído ciertas controversias respecto a los beneficios o a los perjuicios que pueden causarnos.

Probablemente, si tienes el pelo muy rizado y difícil de manejar, ya habrás pensado en el alisado japonés. Sin embargo, debes saber que esta técnica utiliza productos químicos muy agresivos que pueden dañar gravemente tu pelo. Lo que hace el alisado japonés es cambiar la estructura química de nuestro pelo para que en vez de ser rizado sea liso. Es un proceso largo y caro, que además conlleva ciertos efectos secundarios indeseables.

Alisado brasileño versus Japonés

Después de un tratamiento de alisado japonés, el pelo está tan sensible que no puedes teñirlo. Eso dice mucho sobre lo agresivo del tratamiento. Además, cuando el pelo comienza a crecer, la raíz sale natural, es decir, rizada, por lo que el contraste de puntas superlisas con raíces rizadas no gusta a todo el mundo.

tratamientos-alisado-brasileno-japones-2

La otra alternativa es el alisado de keratina, o alisado brasileño. En este caso, estamos hablando de una alternativa no tan radical. Es un tratamiento temporal, por lo que sus efectos se van perdiendo de forma uniforme en todo el cabello y no tenemos esos contrastes tan marcados de liso tabla y rizado.

El tratamiento de keratina consiste en recubrir el pelo de una proteína que tiene el cabello de forma natural y que se conoce como keratina. Se utiliza plancha y secador para sellar de forma efectiva la keratina. Entonces lo que se crea es como una envoltura de esta proteína en cada fibra capilar.

Los tratamientos de keratina son temporales y desaparecen gradualmente

Muchas personas se realizan el tratamiento de keratina para nutrir su pelo y no para alisarlo. De hecho, el alisado es más uno de los efectos secundarios del tratamiento. Aunque no queda liso tabla, si no un liso fácil de manejar y peinar. Puedes consultar tus dudas sobre el alisado de keratina en esta página especializada en el alisado brasileño.

Además, en el caso del alisado de keratina sí que se puede teñir el cabello, de hecho se recomienda hacerlo justo después del tratamiento porque si se hace antes, se puede decolorar ligeramente el tinte. Aunque el alisado brasileño sea más recomendable que el japonés, no se trata de abusar. Los expertos recomiendan realizarlo solo cada 5 meses.

Bueno ahora que ya conoces en profundidad ambos tratamientos, te toca escoger cuál se adapta mejor a tus necesidades. Pero recuerda que no todo es oro lo que reluce. Desde aquí creemos que el alisado brasileño puede ser la primera opción para valorar efectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *